domingo, 7 de agosto de 2011

Un deseo llamado Tranvía*

Pavas - El Carmen. Recorrido se ajustó a Tren Interurbano
 
El retorno del tranvía a las calles de San José, un proyecto con más de 15 años de estar en el tintero de la Municipalidad de San José, se ha beneficiado del impulso dado a la creación de un sistema ferroviario de transporte público.
Por primera vez, el proyecto ha cosechado adeptos entre las autoridades del Poder Ejecutivo, incluyendo a la presidenta Laura Chinchilla.
La mandataria aseguró en una carta a Fabrice Delloye, embajador francés en Costa Rica, que es necesario tomar pasos concretos para dotar a un amplio sector de la capital de un transporte ferroviario moderno.
“Yo le había perdido el entusiasmo a esta propuesta porque antes de este gobierno, en todos los anteriores, no solo no tuvimos apoyo del MOPT, sino más bien el bloqueo. Dichosamente, ahora encontramos un ministro que le dio apoyo al tranvía y una presidenta que lo respaldó”, aseveró el alcalde Johnny Araya.
El objetivo de la misiva firmada por Chinchilla era solicitar un nuevo financiamiento francés para un estudio de factibilidad.
La Municipalidad, en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas y Transportes y el Instituto Costarricenses de Ferrocarriles, finalizaron la elaboración de los términos de referencia para la licitación de dicho estudio.
Pero no será hasta finales de febrero del 2012 que, con la conclusión de dicha investigación, se determinará si es el tranvía el mejor sistema o si se debe optar por la instalación de un trolebús.
El estudio esclarecerá, además, la ruta exacta que se utilizará, para conectar Pavas con la Estación del Atlántico en el distrito El Carmen, y el ramal a la Estación del Atlántico.
Respiro
Uno de los objetivos del desarrollo de un tranvía en el corazón de la Capital es disminuir la cantidad de buses y de autos que entran a la ciudad, dándole un respiro a la infraestructura vial del casco metropolitano y también aire a los transeúntes.
Alrededor de 1.200 rutas de buses trasladan viajeros diariamente hacia el centro de San José. El impacto ambiental se ha dejado sentir. La contaminación sonora y del aire proviene de forma importante de la flotilla vehicular.
“Costa Rica se puso una meta ambiciosa de ser carbono neutral y no hay otra forma de lograrlo, que intervenir en términos de emisiones”, comentó Araya.
Asimismo, el tranvía persigue el objetivo de reactivar el uso de los sistemas de transporte público que ha venido cayendo. En 1983, un 80% de los viajeros usaban el transporte público, sin embargo, este porcentaje se redujo hasta 75% para el 1991 y se cayó hasta un alarmante 54% para el 2008, según el perfil del proyecto que maneja la Municipalidad de San José.
 
*Tomado de elfinancierocr.com